martes, 20 de octubre de 2015

Pequeños vates que perfilan el futuro

Luna y bruma; una combinación mágica y peligrosa. Imagen captada de mercedesgpazos.wordpress.com
Una composición que inició mi hija menor, Sofía, de ocho años, una mañana mientras deambulaba por la casa bailando y saltando, y que terminó dándole forma escrita mi hija mayor, Paula, de once años en su cuaderno de creaciones perdidas y halladas en los rincones de su pequeño hogar.
Una canta; la otra escribe y ambas miran al futuro con ganas de conocer qué les depara el destino.
La frase inicial surgió con mucha naturalidad mientras Sofía imitaba el paso de las hadas sobre el parqué del suelo. Y la expresó con esa voz de los niños para incitar al misterio: Casi en un susurro, que desembocó en una sonrisa que reconocía su ingenio.
Le gustó lo que había dicho y lo acabó repitiendo elevando cada vez más la voz hasta tronarlo como un actor británico sobre el escenario con un público completamente entregado a su destreza escenarial.
El resultado de esa química fraternal son estos versos que Paula declama de memoria y con los ojos brillantes cada vez que tiene la oportunidad de hacerlo. Porque Paula es ella misma poesía y Sofía es la danza que la encarna. Y ambas, de la mano, son mi esperanza de eternidad.

"Sueños imposibles la vida te regalaría.
Flores se quedarán.
Cristales brillantes en el suelo quedarán.
Corazones rotos se quedarán.
Besos y labios se romperán.
El mar se secará en un instante,
pero jamás en mí podrá apagarse la llama de tu amor".

Claramente se evidencia el influjo del poeta sevillano en mi hija, al que lee y relee, una y otra vez, sin cansarse. Sin tener conciencia siquiera de que es uno de los máximos exponentes del Romanticismo hispano. También está prendada de Antonio Machado, pese a que no lo conoce, y cuando recita "Sobre el olivar" casi adivinas que sus ojos perdidos en el horizonte contemplan una blanca lechuza perderse en la noche sobre árboles de tinta negra que clavan sus sarmentosas raíces en la tierra blanca a la pálida y cremosa luz de la Luna.
Una lechuza capturada en pleno vuelo. Imagen cogida de fotonatura.org
A Sofía le va cada vez más el Soul y el Blues, por lo que le dedico este temita que le haría mover la cabeza de forma rítmica y poner ojos de pillina. Es Root Doctor y el tema, "Walking out on you".




Paula se decanta más por la música que genera esta muy ajada Piel de Toro. Así que le voy a entregar a Los Flechazos y su magnífico tema "El Faro".


sábado, 3 de octubre de 2015

Mentes prisioneras de la libertad



Conexiones. Arte en la playa. Excelente imagen cogida de patatasmarinas.com.




















Me paseé tranquilo a orillas del pensamiento,
evitando verdes olas de batientes ideas
y bordeando espuma amarga con gusto a frío
teñida de sombras grises al amanecer.

De aquella mañana sólo quedó el tenue recuerdo
de la arena que huía marcando fluidos segundos
entre los dedos sarmentosos de sus pies,
hasta quedar atrapada en el frágil cristal de la memoria.

Y la coral del agua ocultando versos líquidos
cosidos con mentiras de piedra, madera y vidrio;
rastros tiernos de una vulgar historia pasada
que se disipa por la brisa oscura del mediodía.

Con frío velo de madreperla
tus ojos grises vagaron dormidos y sin trabas,
al margen de tenaces ataduras de razón plomiza,
hasta rozar la caricia de mi indiscreta mirada.

Y aparté la cara con vergüenza
por lo que lo que allí leí grabado
en colorada impresión de dulce sangre
como en un libro maldito y olvidado.

Sobre el papiro de tu insigne alma,
tan singular como idéntica al resto de almas,
bailan agudas las notas de tu verso cantado
y brotan las lilas muertas presas por el mar.

Hay celdas tejidas con el poder de la palabra
más fuertes que el metal forjado a voluntad,
donde se marchitan inexpertos albedríos inocentes
que rebosan fosas infinitas siempre con hambre.

Tu presencia me mantiene prisionero
fundido en un abrazo con el atardecer de los tiempos.
De tu tacto opresor ya no huyo acobardado
porque aprendo a ser libre en mi cálida y dulce celda.



Contornos II, de la serie arte en la playa. Una genialidad tomada prestada también de la web patatasmarinas.com.

"Eres tú" siempre me llamó la atención, porque parece aludir a un fantasma y los fantasmas son sombras de alguien que fue. Los Scooters se salieron con esta tema y por eso lo reproduzco aquí.



Si hay una canción que me transporta directamente a la playa es "La Casa de la Bomba", de los Brighton 64, cuyo nombre ya es playero. Este tema me hizo bailar muchísimo y creo que supuso un salto de calidad para este grupo que sigue tan inmensamente underground como en sus inicios. Eran grandes y ahora lo son muchísimo más.



Incluso tras haberla traducido en varias ocasiones, leerla y releerla, la letra de "5:15" me sigue resultando un apasionante enigma que tengo que descubrir. es la confirmación de la madurez de Pete Townsend como compositor en su increíblemente grandiosa obra "Quadrophenia". The Who en estado puro.




5:15 (El tren de las 5:15)

Why should I care? (¿Por qué tendría que importarme?)
Why should I care? (¿Por qué tendría que importarme?)
Girls of fifteen (Las niñas de 15 años)
Sexually knowing (que ya saben de sexo)
The ushers are sniffing (los ujieres esnifan)
Eau-de-cologning (agua de colonia)
The seats are seductive (los asientos seducen)
Celibate sitting (mantente célibe)
Pretty girls digging (niñas bonitas cavando)
Prettier women (serán las mujeres más bonitas)
Magically bored (mágicamente aburrido)
On a quiet street corner (en una esquina de una calle tranquila)
Free frustration (libre frustración)
In our minds and our toes (en nuestras mentes y en los dedos de los pies)
Quiet storm water (lluvia tranquila de tormenta)
M-m-my generation (Mi-mi-mi generación)
Uppers and downers (estimulantes y tranquilizantes)
Either way blood flows (en cualquier caso, la sangre fluye)
Inside outside, leave me alone (Dentro, fuera, dejadme solo)
Inside outside, nowhere is home (Dentro fuera, ningún sitio es mi casa)
Inside outside, where have I been? (Dentro, fuera, ¿dónde he estado?)
Out of my brain on the 5:15 (fuera de mi cerebro en el 5:15)
Out of my brain on the train (fuera de mi cerebro en el tren)
Out of my brain on the train (fuera de mi cerebro en el tren)
A raft in the quarry (una balsa en la cantera)
Slowly sinking (que se hunde lentamente)
Back of a lorry (la trasera de un tráiler)
Holy hitching (santo enganche)
Dreadfully sorry (lo siento terriblemente)
Apple scrumping (ladrón de manzanas)
Born in a war (nacido en la guerra)
Birthday punching (cumpleaños de ponche)
He man drag (el hombre que se arrastra)
In the glittering ballroom (en el brillante salón de baile)
Gravely outrageous (gravemente escandalosa)
In my high heel shoes (sobre mis zapatos de tacones altos)
Tightly undone (estrechamente arruinado)
Know what they're showing (saben lo que están mostrando)
Sadly ecstatic (tristemente estática)
That their heroes are news (que sus héroes son noticia)
Inside outside, leave me alone (Dentro, fuera, dejadme solo)
Inside outside, nowhere is home (Dentro fuera, ningún sitio es mi casa)
Inside outside, where have I been? (Dentro, fuera, ¿dónde he estado?)
Out of my brain on the 5:15 (fuera de mi cerebro en el 5:15)
Out of my brain on the train (fuera de mi cerebro en el tren)
Out of my brain on the train, on the train (fuera de mi cerebro, en el tren, en el tren)
I'm out of my brain (estoy fuera de mi cerebro)
Out of my brain on the train (fuera de mi cerebro en el tren)
Here it comes (Aquí viene)
Out of my brain, on the train, on the train (fuera de mi cerebro, en el tren, en el tren)
Out of my brain on the train (fuera de mi cerebro en el tren)
Why should I care? (¿Por qué tendría que importarme?)
Why should I care? (¿Por qué tendría que importarme?)

viernes, 28 de agosto de 2015

Modernistas imbuidos en el cómic (VI)

Zapato ultra-PoP, de los que pisan fuerte. Cogido de chicasconactitud.cl
En esta nueva entrega sobre Mod-ernistas y Cómic voy a centrarme únicamente en lo anecdótico, que, a menudo, queda coqueto y resulta tan agradable como catar una bandeja de canapés variados. Y con ello quiero decir temáticas que tocan el Mod-ernismo de pasada, como un envoltorio o un escenario que rodea a un protagonista ya creado y que pasa por esta temática como un tren por un túnel; es decir, porque no tiene más remedio, habida cuenta del tiempo y la época en que se hicieron esos trabajos.
Es el caso, por ejemplo, de Elongated Man (El Hombre Elongado*), un superhéroe creado en 1960 en la Casa DC en plena Edad de Plata, cuyo nombre era Randolph "Ralph" Dibny y que llegó a formar parte de la Liga de la Justicia. Pues bien, en una de sus aventuras, concretamente en el número 360 de Detective Comics, titulado "London caper of the Rockers and Mods" ("Las tropelías londinenses de los Rockers y los Mods"), elaborado en Febrero de 1967, el superhéroe, que pasa un estancia en Londres junto a su esposa, tiene que desbaratar una apuesta entre Mods y Rockers para ver quién lleva a cabo la gamberrada mayor en la ciudad.

Portada del ejemplar de marras al que alude este artículo.
El caso es que esta historia corta, no más de nueve páginas, escrita por Gardner Fox (creador de personajes como Flash, el primer Sandman, Hawkman, Starman o Doctor Destino), ha sabido diferenciar, al menos gráficamente, a cada una de las culturas juveniles a las que alude, gracias al arte de Murphy Anderson, y en lugar de dibujar simples jóvenes con estética similar, se han preocupado al menos de mostrar sus características principales en cuanto a estética (trajes y sombreros para los Mods, aunque sin entrar en detalles de solapas estrechas o tres botones y demás, y cuero negro, motocicletas y botas para los Rockers).
Como tal, la aventura editada por Julius Schwartz es muy infantil, y prácticamente se trata de erradicar a leche limpia a ambos bandos por el peligro que entrañan, cuestión que al señor Harold Wilson le hubiese encantado que hubiese sido una realidad (pero no). Por cierto, que para colmo de lo absurdo, uno de los Mods lleva un arma de fuego, un fusil, que utiliza contra el superhéroe. Además, otra curiosidad del guión es que tanto unos como otros consideran al superhéroe yanqui como un inferior al que hacer volver a las Colonias con un "Yank go home", y, por cierto, se trata también de imitar el acento cockney comiéndose la mitad de las palabras. En ese sentido, está muy logrado.
Evidentemente, y ya que es un trabajo corto, lo voy a plasmar completito aquí, gracias al trabajo de la web http://www.milanomod.itgo.com/.



*Lo podría haber traducido como el Hombre Elástico, pero es que luego hubo otro superhéroe de la misma casa, la DC, que se llamaba así.

Un trío amoroso con trama Mod-ernista de fondo. Eso es lo que ofrece la novela gráfica "Long hot summer" (Largo y cálido verano), escrito por Eric Stephenson y magistralmente dibujado por Jamie McKelvie. Me topé con este cómic de milagrito, por la portada, pero en aquel entonces era muy torpe con Internet y no logré dar con más información al respecto. Hoy en día, hay datos a mansalva y ya puedo hablaros un poquito del tema.
Se trata también de algo anecdótico, porque el aura Mod-ernista con el que se envuelve esta obra es tan sólo el fondo de la trama, mejor dicho el escenario donde transcurre, pero la historia real resulta tan vieja como la existencia humana reconocida como tal: Chico se enamora de chica, que, a su vez, está enamorada del mejor amigo del primer chico. ¿Os suena? ¿Sabéis cómo puede acabar eso? ¿Sangre, lágrimas y dolor? Es posible, ¿quién sabe? Pero, sí, la mejor manera de averiguarlo es tratar de conseguirse el libro y descubrirlo por uno mismo.
Portada de esta novela gráfica que promete, y mucho.
Digamos que la sinopsis podría resumirse como sigue: Ken es un joven que no encaja ni en la localidad donde vive en el Sur de California ni entre la multitud de jóvenes Mods que están obsesionados con el estilo, la ropa, el Soul y los Scooters. El único que le aguanta es Steve, uno de esos Mod-ernistas con el que arranca la trama esperando en un café ataviado con su magnífico Fred Perry, sus pantalones Sta-Prest y sus botines de piel con hebillas. Ken le presenta a Ashley y ésta se enamora del face al primer vistazo. Un flechazo en toda regla. A partir de ahí, Steve se debate en un conflicto interno entre la amistad y la atracción que siente por la chica, al ver que ella no le hace ascos. Los críticos señalan que la obra tiene momentos excelentes y muy genuinos, con una trama inicial que promete mucho, pero que se acaba desinflando al final.
Técnicamente, el cómic, de 96 páginas, vio la luz el 28 de septiembre de 2005, gracias a la editorial Image Comics, y más concretamente a la labor del editor Laurenn McCubbin. (si alguien quiere conocer a este multifacético artista sanamente obsesionado con el sexo, ésta es su web: http://www.laurennmccubbin.com/).
No en balde, el dibujo del señor McKelvie, quien en su momento señaló que éste había sido su primer gran trabajo de envergadura, recuerda un tanto al de McCubbin (ambos de ascendencia británica, como indican sus respectivos apellidos).
Para muestra, un botón. He aquí las cuatro primeras páginas de esta novela gráfica que habrá que intentar agenciarse un día de éstos.
Igualmente, y para que los reconozcáis, plasmo la fotografía de ambos autores, así como otros dos ejemplos de la obra del dibujante, en los que quedan patentes los influjos del Mod-ernismo.




El dibujante Jamie McKelvie, nacido en Malvern, Pensilvania, en 1980.

Eric Stephenson, nacido en Louisville, Kentucky, en 1968. 





La verdad es que he elegido la música antes de escribir esta entrada. ¿Por qué? Pues porque  tenía muchísimas ganas de introduciros a uno de mis grupos favoritos desde que lo escuché en 1988 en el programa Flor de Pasión de mi paisano Juan de Pablos, en Radio 3. Son de México, se llaman los Johnny Jets y el tema es "Bule bu". Pura delicia desbocada.



Para el segundo cómic, he elegido a un grupo que me ha entusiasmado desde siempre y que formó parte activa, elegante y de calidad del Revival Mod. Los Lambrettas. Este tema, "Don't push me", es un tanto oscuro y, por tanto, con un puntito de aliciente añadido (como ver un pezoncillo sin querer en una película de Disney).


Don't push me (No me empujes)

You were walking near the edge last night (Anoche estuviste tanteando el límite)
Try that again you'll be close to a fight (inténtalo de nuevo y tendrás pelea)
Don't take that from no-one no more (No vuelvas a hacerlo con nadie más)
This time you've broken the unwritten law (esta vez rompiste esa ley no escrita)
Don't push me (No me empujes)
Don't push me (No me empujes)
Don't push me too far (No me empujes hasta el límite)
I've noticed people take advantage of me (Sé que la gente se aprovecha de mí)
But I can only bend so much you see (pero sólo puedo doblarme hasta donde puedes ver)
And when the pressure gets a little too much (y cuando la presión empiece a ser un tanto excesiva)
I'm gonna snap right out of your clutch (te voy a quebrar directamente la iniciativa)
Don't push me (No me empujes)
Don't push me (No me empujes)
Don't push me too far (No me empujes hasta el límite)
Seems that everybody closing in now (Parece que ahora todo el mundo me acosa)
Tugging, tearing every inch of my skin (tirando y desgarrando cada centímetro** de mi piel)
I'm being pushed and coaxed form every side (estoy siendo empujado y coaccionado por todas partes)
Nowhere to run, nowhere to hide (No hay sitio por donde huir, no hay sitio donde esconderse)
Don't push me (No me empujes)
Don't push me (No me empujes)
Don't push me too far (No me empujes hasta el límite)
Seems that everybody closing in now (Parece que ahora todo el mundo me acosa)
Tugging, tearing every inch of my skin (tirando y desgarrando cada centímetro de mi piel)
I'm being pushed and coaxed form every side (estoy siendo empujado y coaccionado por todas partes)
Nowhere to run, nowhere to hide (No hay sitio por donde huir, no hay sitio donde esconderse)
And then there's you and your demands on my time (Y luego estás tú y tus exigencias con mi tiempo)
It doesn't help me when you start that cryin' (que no me ayuda nada cuando empiezas a llorar)
Just give me room to lead my life (tan sólo dame espacio para dirigir mi vida)
Straight down the tube never touching the sides (Abajo el metro se estrecha y nunca toca las paredes)
Don't push me (No me empujes)
Don't push me (No me empujes)
Don't push me too far (No me empujes hasta el límite)

** He preferido poner centímetro en lugar de pulgada, porque me ha dado la gana castellanizar más la frase. No por otro motivo.

viernes, 14 de agosto de 2015

Los mil y un egos



El rostro de la guerra, de Salvador Dalí, cogido de blogs.vogue.es

Vivimos consumidos por los egos propios
y rodeados, casi cercados, por los ajenos.
Son múltiples, dispares, confusos y eternos.
Van pegados a la piel impregnando el alma
de meloso azahar y densa brea.

No se aprenden;
son innatos;
pesan como losas;
marcan a fuego el destino;
confunden a próximos y ajenos;
y condenan a la soledad más impía.

Contagian el menor de los pensamientos
con el virus de la ceguera
y contaminan el más nimio de los gestos
con la ambigüedad de los santos.

Los hay fluidos como oro líquido,
tan efímeros que son los que menos ofenden
y acaban consumidos como un buen tinto
nacido de la tierra roja de sangre.

Algunos son etéreos y otros de plomo;
transparente circunloquio de gris opacidad.
Los hay tan grandes que no caben en el pecho
y revientan al cruzar umbrales de infinita paciencia.

Hay egos superfluos que no llegan a nada
y se disipan en el aire con ecos de burbuja añeja,
y egos que enriquecen el singular Universo
rozando tímidamente los dedos del Ser divino.

Hay egos hieráticos de porcelana blanca
con rostros exquisitos tallados en inmortal jade
y esquisto tan mudo como ese íntimo instante
de personal quietud ante la Muerte.

Egos que presionan con dolor hasta deformar esencias;
egos personales, propios, básicos, artificiales.
Egos de perpetua afinidad concéntrica;
hermosos egos de inicuos colores ciegos.

Los hay terribles como una maldición
que se vuelca sorda y vulgar sobre el mundo.
Y son también algunos viles ejemplos
de la general diferencia que nos divide y aísla.

Si somos y descubrimos que somos es por el ego.
Sin ego la Humanidad doliente se disiparía.
Es el ego quien sostiene la esencia misma de la vida
y evita que se colme el abismo del olvido.

Pero el ego carcome a su portador
y lo transforma en paria de un tiempo que consume
cualquier posibilidad de redención y,
como un fugaz fogonazo de frágil pavesa,
se acaba perdiendo en el polvo de lo anónimo.


Anillos aparecidos en la superficie de Marte y que me recuerdan a esos absurdos egos de pescados grandes en charcos pequeños que se pierden luego cuando se les suelta en el mar. Cogido de lastinieblasdelamente.wordpress.com.

Dicen de James Brown que tenía un "pequeño gran ego" y que si dejó huella en el tierno mundo de la música es gracias a su singular presencia escenarial. Héteme aquí su glorioso "Please, please, please" que hace derretir los Polos.

La letra:

Please, please, please (Por favor, por favor, por favor)

Please, please, please, please (Por favor, por favor, por favor, por favor)
(Please, please don't go) (Por favor, por favor, no te vayas)
Please, please, please (Por favor, por favor, por favor)
(Please, please don't go) (Por favor, por favor, no te vayas)
Honey, please don't (Go) (Nena, por favor, no te vayas)
Yeah, oh yeah, love, I love you so (¡Sí, oh, sí! Amor, te amo tanto)
(Please, please don't go) (Por favor, por favor, no te vayas)
Baby, you did me wrong (Nena, me hiciste daño)
(So you got me woman) (Por eso me tienes atrapado, mujer)
Well, well you done me wrong (Bien, bien, me has hecho daño)
(So you got me woman) (Por eso me tienes atrapado, mujer)
So you done, done me wrong (Go) (Por eso, me has hecho, me has hecho daño; vete)
Well, oh yeah, took my love, now you're gone (Bien, ¡oh, sí! Te hiciste con mi amor, y ahora te has ido)
(Please, please don't go) (Por favor, por favor, no te vayas)
Please, please, please, please, please (Por favor, por favor, por favor, por favor, por favor)
(Please, please don't go) (Por favor, por favor, no te vayas)
Please, please, please, please, please (Por favor, por favor, por favor, por favor, por favor)
(Please, please don't go) (Por favor, por favor, no te vayas)
Honey, please don't (Go) (Nena, por favor, no te vayas)
Well, oh yeah, love, I love you so (Bien ¡oh, sí! Amor, te amo tanto)
(Please, please don't go) (Por favor, por favor, no te vayas)
I just wanna hear you say I, I, I, I, I (Sólo quiero oírte decir: Yo, Yo, Yo, Yo, Yo)
(Please, please don't go) (Por favor, por favor, no te vayas)
I, I, I, I (Yo, Yo, Yo, Yo)
(Please, please don't go) (Por favor, por favor, no te vayas)
Honey, please don't (Go) (Nena, por favor, no te vayas)
Oh, oh yeah, love, I love you so (¡Oh! ¡oh, sí! Amor, te amo tanto)
(Please, please don't go) (Por favor, por favor, no te vayas)
Baby, take my hand (Nena, coge mi mano)
(Please, please don't go) (Por favor, por favor, no te vayas)
I wanna be your lover man (Quiero ser tu amante)
(Please, please don't go) (Por favor, por favor, no te vayas)
Oh yeah, slipped out of my head (¡Oh, sí! Te deslizaste fuera de mi cabeza)
Honey, please don't (Go) (Nena, por favor, no te vayas)
Well, oh yeah, love, I love you so (Bien ¡oh, sí! Amor, te amo tanto)
(Please, please don't go) (Por favor, por favor, no te vayas)
Please don't go (Por favor, no te vayas)
(Please, please don't go) (Por favor, por favor, no te vayas)
Please don't go (Por favor, no te vayas)
(Please, please don't go) (Por favor, por favor, no te vayas)
Honey, please don't go (Nena, por favor, no te vayas)
Ha, I love you so, please, please (¡Ah! Te quiero tanto, por favor, por favor)
(Please, please don't go) (Por favor, por favor, no te vayas)



He escogido también a Merry Clayton por su voz. Me hace creer que tiene derecho a pensar en que, a través de su providencial garganta, la Palabra de Dios (Godspell) cobraría forma de pensamiento y obra a la vez. Este tema es "Steamroller".


viernes, 7 de agosto de 2015

¡Pero advertidme, leñe!


Esta mínima nota es para comentaros que no he tenido más remedio que ir desde la primera entrada hasta la última visualizando a ver si los vídeos se podían contemplar, y en un 80% los he tenido que renovar.
La verdad es que me deja un tanto desolado, porque todo lo que escribo viene perfectamente acompañado bien de una imagen o bien de una canción que suelo buscar con ahínco en ambos casos para que sea lo más redondo posible.
Así que apelo a vuestra colaboración.
Desconocía que los vídeos de Youtube caducaban con el tiempo; así que os pido a todos los que entréis en cualquiera de los temas aquí publicados que si no podéis ver ni el vídeo ni escuchar la música, dejad de inmediato de leer y me lo indiquéis con un mensaje a pie de entrada.
Os juro por mi alma (que es inmortal) que haré todo lo posible para reponerlo de inmediato y que vuestra lectura esté amenizada como corresponde (si le añadís un buen whiskey, mejor que mejor).
Gracias de antemano.
Y como sé que vais a ser buenos conmigo (y, por extensión, con vosotros mismos, que adoráis este blog sin igual), os regalo con un temazo: "Suspicious minds", del señor Elvis Presley, en su época soulera, cuando había dejado atrás los años del cuero negro, el tupé y el R'n'R. Este tema lo colgué en otra entrada con una versión de los Fine Young Cannibals (http://jmjcollantes.blogspot.com.es/2013/02/parasitos-humanoides.html).


Suspicious minds (Mentes sospechosas)

We're caught in a trap (Estamos atrapados en una trampa)
And I can't walk out (y no puedo salir)
Because I love you too much baby (porque te quiero demasiado, nena)

Why can't you see (¿Por qué no puedes ver)
What you're doing to me (lo que has hecho conmigo?)
When you don't believe a word I say? (Cuando no te crees ni una palabra de lo que te digo)

We can't go on together (No podemos permanecer juntos)
With suspicious minds (a base de mentes sospechosas)
And we can't build our dreams (Y no podemos construir nuestros sueños)
On suspicious minds (basándonos en mentes sospechosas)

So, if an old friend I know (Entonces, si una vieja amiga que conozco)
Drops in to say hello (llora al decir hola)
Would I still see suspicion in your eyes? (¿seguiré viendo la sospecha en tus ojos?)

Here we go again (Allá vamos de nuevo)
Asking where I've been (Preguntándome dónde he estado)
You can't see these tears I cry (no puedes ver las lágrimas que lloro)
Tears I cry (las lágrimas que lloro)

We can't go on together (No podemos permanecer juntos)
With suspicious minds (a base de mentes sospechosas)
And be can't build our dreams (Y no podemos construir nuestros sueños)
On suspicious minds (basándonos en mentes sospechosas)

Oh let our love survive (¡Oh! Deja que sobreviva nuestro amor)
Or dry the tears from your eyes (¡Oh! Seca las lágrimas de tus ojos)
Let's don't let a good thing die (no dejemos que algo bueno se muera)
When honey, you know (sobre todo cuando sabes, dulce mía)
I've never lied to you (que nunca te mentiré)
You, you, you (tú, tú, tú)
Mmm yeah, yeah (¡mmmm! sí, sí)

También os incluyo el "Help!", de The Beatles, porque este mensaje no deja de ser una petición de ayuda a todos vosotros.


Help! (¡Ayuda!)

Help! I need somebody (¡Ayuda! Necesito a alguien)
Help! not just anybody (¡Ayuda! Pero no de cualquiera)
Help! you know I need someone (¡Ayuda! Sabes que necesito a alguien)
Help! (¡Ayuda!)
When I was younger (Cuando era más joven)
so much younger than today (bastante más joven que ahora)
I never needed anybody's help in any way (nunca necesité la ayuda de nadie en ningún sentido)
And now these days are gone (Y ahora esos días se han quedado atrás)
I'm not so self assured (no me siento tan seguro por mí mismo)
Now I find I've changed my mind (Ahora ocurre que he cambiado mi mentalidad)
I've opened up the doors (he abierto las puertas de par en par)
Help me if you can (ayúdame si puedes)
I'm feeling down (siento que estoy decaído)
And I do appreciate you being round (y aprecio de veras que estés a mi lado)
Help me get my feet back on the ground (Ayúdame a volver a poner los pies en tierra)
Won't you please, please help me? (¿Quieres, por favor, ayudarme?)
And now my life has changed in oh so many ways (Y ahora mi vida ha cambiado de tantas y tantas maneras)
My independence seems to vanish in the haze (mi independencia parece desvanecerse en la bruma)
And now these days are gone (Y ahora esos días se han quedado atrás)
I'm not so self assured (no me siento tan seguro por mí mismo)
I know that I just need you (Sé que simplemente te necesito
Like I've never done before (como nunca antes lo había hecho)
Help me if you can, I'm feeling down (Ayúdame si puedes, siento que me caigo)
And I do appreciate you being round (
y aprecio de veras que estés a mi lado)
Help me get my feet back on the ground (Ayúdame a volver a poner los pies en tierra)
Won't you please, please help me? (¿Quieres, por favor, ayudarme?)
When I was younger, (Cuando era más joven)
So much younger than today 
(bastante más joven que ahora)
I never needed anybody's help in any way 
(nunca necesité la ayuda de nadie en ningún sentido)
But now these days are gone, (Y ahora esos días se han quedado atrás)
I'm not so self assured 
(no me siento tan seguro por mí mismo)
Now I find I've changed my mind 
(Ahora ocurre que he cambiado mi mentalidad)
I've opened up the doors 
(he abierto las puertas de par en par)
Help me if you can (Ayúdame si puedes)
I'm feeling down 
(siento que estoy decaído)
And I do appreciate you being round 
(y aprecio de veras que estés a mi lado)
Help me, get my feet back on the ground 
(Ayúdame a volver a poner los pies en tierra)
Won't you please please help me? 
(¿Quieres, por favor, ayudarme?)
Help me, help me. 
(Ayúdame, ayúdame)

sábado, 25 de julio de 2015

Dibujos que me hacen "tilín"

Don Gato y su panda, uno de los personajes que más me han gustado de toda la vida. Cogido de hanna-barbera.wikia.com
Viví mi muy feliz niñez en una época dorada tremendamente marcada por lo que se visualizaba a través de la pequeña pantalla. Una televisión, todo hay que decirlo, bastante primitiva y demasiado incipiente, en la que señoreaban las series de dibujos animados vespertinas (que se usaban tanto para cubrir los abundantes huecos en blanco entre grandes programas o cuando se intentaba dar un gracias sean dada al Gran Mod-ernista no tan extendido golpe de Estado en la Piel de Toro), con una única cadena sobre la que poder debatir por parte de todo el mundo al día siguiente (y mucho más tarde la Segunda, que comenzó a dividir a la sociedad hispánica en dos bloques: los "cultitos" de La 2 y la masa abundante seguidora de lo convencional y lo común para todos, que era la Primera. Y, por entonces, los dibujos animados formaban parte de este segundo grupo).
Lo digo sin vergüenza alguna y muy abiertamente: Me encantaban los dibujos animados. Me ENCANTAN los dibujos animados.
Pero si llegué hasta ellos fue, sobre todo (y como siempre) a través de la música, de sus canciones y obviando el a menudo tortuoso sendero de unas historias excesivamente infantiles, repetitivas y sosas. Pero, no obstante, había joyas, auténticos tesoros ocultos entre tantísima y vasta cantidad de nimiedades absurdas, porque los de Hanna-Barbera sacaban personajes como churros (Los Picapiedra, Los Autos Loco, La Hormiga Atómica, el Oso Yogi, Pixie y Dixie aunque en este país fue el gato Jinks el auténtico protagonista, merced su cerrado acento sevillano, Pepe Pótamo, Don Gato, Leoncio León y Tristón, Maguila Gorila o el Lagarto Juancho, fueron los más famosos) y la Warner Bros tampoco se quedaba atrás (Bugs Bunny, Correcaminos, el Pato Lucas o el Gallo Claudio, por citar sólo un puñadito), llegándole a hacer sombra al mismísimo dios de los movimientos dibujados, Walt Disney.
Esos destacados instantes aludían, por ejemplo, a capítulos aislados y muy concretos, o a los primeros de ellos que se dieron a conocer antes de que se repitieran hasta la saciedad las mismas situaciones (ya saben, la eterna pregunta: ¿Por qué el Coyote no atrapa y se zampa alguna vez al Correcaminos o Silvestre tiene éxito de una vez por todas con Piolín?) o bien algunos personajes que, por sí mismos, resultaban especialmente atractivos (me caía muy bien Don Gato, por ser un auténtico granuja cargado de simpatía), por lo que con ellos el hastío del eterno retorno resultaba más llevadero.
Pero, insisto, eran las canciones lo que realmente enganchaba mi mente. Gracias a ellas descubría con qué nos iba a amenizar TVE antes de que la voz en off introdujera el nombre del personaje y el título del capítulo en cuestión. Y fueron tantas y tantas las veces que se escucharon que al final forman parte de la memoria viva de todos aquellos que vivimos esa época y tenían la posibilidad de enfrentarse a un televisor, evidentemente.
He hecho una selección de entradas sobre series de dibujos animados que me gustaron en su día y que me gustan en la actualidad, con los temas musicales que los han acompañado en el tiempo (o, al menos, aquellas versiones que más me gustaron, porque algunas de ellas se fueron modificando a medida que las décadas iban consumiéndose).

John A. Davis, que en 2006 dirigió la película "Ant Bully, bienvenido al hormiguero", tuvo la genial idea de crear, allá por el año 1998, al personaje conocido como James Isaac Neutron, que a partir de la década de los 2000 protagonizó la serie de animación "Las aventuras de Jimmy Neutron: El niño genio" y que ha acabado siendo una serie de culto en la cadena televisiva por vía satélite Nickelodeon. Creo que parte de su éxito se debe al propio personaje. Y es que Jimmy es un auténtico genio, y no porque vaya siempre acompañado de dos auténticos lerdos (Carl Wheezer, un extraño amante de las llamas las que escupen, no las que queman y Sheen Estevez, seguidor acérrimo del superhéroe Ultralord y que bien podría ser un primer boceto del personaje Fanboy), sino por su capacidad intelectual y su increíble inventiva, sin que eso se le acabe subiendo a la cabeza. Es un genio, pero sabe divertirse como un niño y rodeado de gente normal, y eso le otorga una profundidad fuera de lo común, porque demuestra su verdadera inteligencia basada en la adaptación perfecta a cada circunstancia. Además, el hecho de que sus inventos resulten, a la postre, un desastre, a pesar de su genialidad, le hace más humano.
En definitiva, un niño prodigio que si yo hubiera tenido la verdadera desgracia de engendrar no me hubiera importado, porque se aleja sobremanera del desdén y el desprecio por sus semejantes que muestran muchos de esos seres por considerar lo suyo no como un don (es decir, un regalo que no es propio, sino que te viene dado), sino como algo natural y, por tanto, todo aquél que no lo posea es idiota. Jimmy Neutron es de todo menos un idiota de elevado cociente intelectual y cuya verdadera inteligencia se demuestra sabiendo subir o bajar el listón, dependiendo de quién sea su interlocutor. Dudo mucho que el chaval animado fuera alguna vez infeliz (bueno, salvo cuando acabe emparejado con su gran rival y amor en secreto, Cindy).
El tema musical lo compuso el grupo Bowling for Soup en 2005, aunque sinceramente me gusta más la versión en castellano, que es la primera que escuché y que por esta razón también incluyo aquí.





Scooby Doo nació el 13 de septiembre de 1969 en la CBS norteamericana de la mano de la productora Hanna-Barbera, quienes llamaron al equipo formado por los guionistas Joe Ruby y Ken Spears y el dibujante Iwao Takamoto (palabras mayores, teniendo en cuenta que Shere Khan, el tigre de la película de Disney El libro de la selva, es diseño suyo) para crear un grupo de chavales "modernos" y relacionados con la música, pero que en su tiempo libre se dedicaran a resolver misterios relacionados con fantasmas, monstruos y otros seres esotéricos y fantásticos a lomos de su estupenda Van "The Mistery Machine" (la Máquina del Misterio). Tras muchas vicisitudes terminaron por dar forma definitiva al quinteto (el propio perro protagonista, Fred JonesDaphne BlakeVilma Dinkley y Shaggy Rogers) y su éxito fue rotundo desde el primer momento. La musicalización corrió a cargo del compositor Ted Nichols, aunque el tema principal lo escribieron al alimón David Mook (autor de los temas del grupo de ficción The Banana Splits) y Ben Raleigh (autor, entres otros, de temas como "Tell Laura I love her") para que lo interpretara el cantante pop Larry Marks. No he podido evitar añadir la versión del grupo Mod-Revival Purple Hearts; lo siento mucho, queridos puretas.
Está bien, está bien. Os confesaré que mi personaje favorito es Shaggy. Y no por su perilla tipo beatnik ni por su extraña voz (que suelo imitar en algunas frases bastante bien, que todo hay que decirlo) o por ser un ninfómano de la comida, sino porque es un auténtico desastre con patas, un miedoso sin remedio y un patoso irremediable, y, aún así, nunca pierde ni su sentido del humor ni sus ganas de vivir. Todo un ejemplo, amiguetes.




¿Por qué le tengo tanto cariño a Vicky el vikingo? Pues por su padre, Halvar, evidentemente; otro simpático granuja donde los haya, amante de la vida, valiente hasta la estupidez y siempre, siempre, siempre feliz. No, en serio. Me gustó mucho siempre por sus historias y sus personajes, porque fue el primerísimo primer programa que vi en color en un televisor de un vecino del quinto piso del Edificio Norba en Cáceres (con el cielo de color azul y la hierba de color verde, como debe de ser) y por el temazo musical compuesto por el praguense Karel Svoboda (padre también del tema musical de La abeja Maya).
El niño vikingo es sospechosamente similar al protagonista de "Cómo entrenar a tu dragón" (una estupenda cinta cinematográfica de 2010, dirigida a pachas por Dean DeBlois y Chris Sanders), Hipo Abadejo Infernal, porque ambos son infantes inteligentes (capacidad muy por encima de la valentía y la fortaleza, tan valoradas en sus respectivas sociedades), con progenitores de carácter y físico fuertes y apabullantes (el ya citado Halvar y Estoico el Vasto) y con pequeñas féminas que rondan a su alrededor, muy blandengue en el caso de Vicky y en exceso dominante en el caso de Hipo. Pero mientras que Vicky está abierto al color, al buen humor y a la aventura amable con la vuelta siempre cantando al poblado de Flak, Hipo tiene un toque tenebroso, porque su poblado en la isla de Mema (Berk, en el original británico) está constantemente atacada por dragones y la vida de estos vikingos no es precisamente fácil.
Sobre el tema musical, hay una genial versión de Los Nikis (o Los Acusicas, no estoy seguro), que no he podido localizar en Youtube y por eso no la he colgado aquí, pero en cuanto pueda, lo hago. Habla de madridistas y rojiblancos... No obstante, a cambio puedo plasmar "Olaf, el vikingo", ¿no?




Curiosamente, dentro del Mod-ernismo hay una corriente que mira con malos ojos a The Beatles, pero gracias al Gran Mod-ernista, somos legión los que pensamos que los Cuatro de Liverpool tienen un peso muy importante en la Historia de la Música en general y en la de nuestro estilo, en particular. En cualquier caso, no está de más reseñar la serie de dibujos animados que la productora australiana Artransa Park Studios elaboró entre 1965 y 1969 sobre el influyente grupo musical británico compuesto por John Lennon, Paul McCartney, Ringo Star y George Harrison. Fueron  39 capítulos (con una duración de entre tres y nueve minutos), todos ellos titulados con el nombre de algún tema musical del cuarteto y, evidentemente, y por tanto, basado en su letra. Lo más llamativo es que, al margen del uso de las canciones, ninguno de los Fab Four tenía nada que ver con esta serie norteamericana ni se habían implicado de ninguna manera.
El primer capítulo vio la luz el 25 de septiembre de 1965, un sábado por la mañanita, a eso  de las 10.30 horas, en la cadena televisiva ABC, y los creadores fueron Al Brodax, que también fue productor, y Sylvan S. Byck. El primero de ellos llegó en 1960 a ser jefe del departamento de desarrollo de cine y televisión de King Features Syndicate y fue el culpable de que Popeye el marino llegara a tener el éxito que ha alcanzado a lo largo de la historia de la televisión, amén de producir y escribir en parte el guión de la película Yellow Submarine (elaborada en 1968 por George Dunning) de los Beatles. El segundo fue editor de King Features Comic y en 1977 fue considerado el hombre más influyente de las tiras cómicas en los periódicos norteamericanos de su generación. ¿Que si me gustan los Beatles? ¡Me chiflan! (que hubiera dicho mi difunta abuela Nieves Estrada, más asturiana de Vetusta que el propio concepto de asturiano). Incluyo uno de los temas del cuarteto británico que es más de mi gusto "Paperback Writer" y el "Yellow Submarine" en honor de Mr. Brodax.




Evidentemente, The Archies (herederos naturales de The Monkeys) no existían, pero sus temas musicales llegaron a ser números Uno en las listas musicales de la época y se podían adquirir en vinilo (yo mismo tengo alguno de ellos en mi pequeña colección). Se dieron a conocer en el "Show de Archie y sus amigos" en 1968 y estuvieron interpretando temas hasta 1970, cuando la primera oleada del género que tocaban, el "Bubblegum pop" comenzó a decaer. Me gustaba la serie (con esa forma tan "hip" de andar de los personajes que parecía que iban flotando) y me gustaban sus canciones por lo pegadizas que eran y me encantaban las chicas que hacían el coro (la teclista Veronica Lodge y la percusionista Betty Cooper glorioso apellido, ¡pardiez!) acompañando al resto del grupo: Archie Andrews a la guitarra, Jughead Jones en la batería y el estirado Reggie Mantle al bajo. Al igual que en Scooby Doo, a menudo éstos también se hacían acompañar de un perro, Hot Dog, a modo de mascota que les hacía, además, los bailes.
Entre sus exitazos estaban el "Sugar Sugar" (1969), "Bang-Shang-A-Lang" (1968) o "Jingle Jangle" (1969). Todos ellos representados en este espacio.
Pero sería injusto no hacer mención a los Archies "verdaderos", los que aportaron sus instrumentos y sus voces a los dibujos y entre los que destacan con nombre propio Ron Dante, líder de The Detergents, y que fue el culpable de que "Sugar Sugar" o "Bang-Shang-A-Lang" llegaran a convertirse en singles de grandes ventas, y Toni Wine, cantante y letrista de personalidades como Elvis Presley, The Mindbenders ("A groovy kind of love", que se incluye aquí también) o Tony Orlando ("Cándida"). Se incluye un video con ambos interpretando en 2006 el amilbarado tema musical.
Archie (nombre que ideó Don Kirshner) comenzó como historietas de cómic (Pep Comics) creadas por el editor John L. Goldwater, el guionista Vic Bloom y el dibujante Bob Montana. Pero pronto la General Artist's Cop. vio que tenía posibilidades cono dibujo animado para la televisión, concretamente la cadena CBS, que lo emitió en franja matutina todos los sábados con increíble éxito.





En 1970, y a raíz del éxito de la serie The Archies, la casa Hanna-Barbera se decidió a crear su propio grupo virtual de animación que se diferenciaría de su inspiración en que se trataba de un grupo musical femenino, Josie and The Pussycats. Al igual que los anteriores, se basaba en una tira cómica de idéntico nombre creada entre Dan DeCarlo y Richard Goldwater. Tuvo únicamente 17 capítulos (duró hasta 1971) que se emitieron desde el 12 de septiembre en la CBS los sábados por la mañana, y en 2001 se hizo una película con personajes de carne y hueso basada en esta serie. Eran un trío (como lo fueron las Ronettes, Martha and The Vandellas o las Shangri-Las, al menos éstas últimas en una época) conformado por la guitarrista Josie, la percusionista Valerie y la baterista Melody, que se dedicaban no sólo a cantar, sino también a descubrir misterios y a sortear todo tipo de extravagantes situaciones con villanos de por medio.


En 2004, Walt Disney Pictures y Pixar Animation Studios trataron de que los superhéroes no perdieran comba y, quizá mirando la posibilidad de entrar más profundamente dentro de este mundillo (como, de hecho, así fue tras la adquisición de la Marvel por parte de WD cinco años más tarde), decidieron elaborar una de sus películas más excitantes: Los Increíbles. Para ello se echó mano de uno de los culpables de que la serie de animación Los Simpson llegara tan lejos: Brad Bord, quien no sólo dirigió la película, sino que también elaboró el guión clarísima influenciado por la novela gráfica Watchmen, de Alan Moore y Dave Gibbons tanto por la idea de que los vigilantes, con poderes o no, fueran puestos fuera de la ley (algo que también se repite en la serie Civil Wars de la Marvel), como por ese aire retro, de época dorada de la superheroidicidad, que se respira en los primeros compases de la película y del citado cómic. Muy destacable el personaje de Edna Marie "E" Moda (encargada de diseñar los trajes y vestidos de los superhéroes) y con un increíble parecido (si es que no es ella misma caricaturizada) a la actriz Linda Hunt.
Si no se lo creen, vean, vean que no miento.
Y para la música, que es lo que nos concierne, Bird, que buscaba un sonido propio de la época que se trataba inicialmente (década de los 60' del Siglo XX), optó por Michael Giacchino (autor de la banda sonora del juego Medalla de Honor y que ganó en 2010 un Óscar por su trabajo en la película Up), y no le salió nada mal. El tema principal es urgente, rápido, propio de las series negras o de espías como James Bond que llenaron las pantallas (grandes y pequeñas) de entonces. Por cierto que la casa de Mickey ha avanzado que la segunda parte de Los Increíbles se está preparando para el año 2019 (a la vuelta de la esquina, ¡vaya!).


Un juego de PC, una versión para cómic y, finalmente, una serie de dibujos animados infantil (lo que equivale a decir "muy descafeinada"); eso es Sam and Max. Una creación muy exitosa por parte de LucasArts Entertainment Company, creada por George Lucas, el papi de Darth Vader y su hijito Luke, sobre un equipo de investigadores privados conformado por un perro y una especie de conejo (por llamarlo de alguna forma), que vieron la luz por vez primera en 1993 y así permanecieron hasta 2010, año de la última versión del juego titulado "Sam & Max Freelance Police". En 2005, Telltale Games los convirtió en un cómic, "Bone: Out from Boneville", editado por Fishwrap Productions. Como serie animada, surgieron en la cadena Fox allá por 1997 (el 4 de octubre), con 24 episodios que surgieron del bolsillo del estudio canadiense Nelvana, y la música, basada en el ambiente del Jazz al más puro estilo destinado al cine negro, la compusieron al alimón los compositores de LucasArt Clint Bajarían, Michael Land y Peter McConnell, todo ellos, auténticos "monstruos" en la composición de material para videojuegos (quien crea que la música no es importante para el ambiente de los videojuegos, mejor que se corte los dedos y los olvide).



Disney también está detrás de la serie Matt's Monsters (Los monstruos de Matt), que en 2009 comenzó a producir el dibujante francés Gregory Panaccione. Va de monstruos de todo tipo (sí, en este plano existencial existen) y de una familia que se encarga de cazarlos o dejarlos en su lugar, pero si algo me ha hecho plasmar el siguiente vídeo aquí es la banda sonora. Un tema sorprendente compuesto por el crítico galo de cine y también compositor Laurent Aknin.



Por último, una serie muy conocida por la juventud universal: Phineas y Ferb (otra vez, la Disney como Casa Madre), que tiene la muy sanísima costumbre de incluir temas musicales de cierta calidad (el hecho de que la serie la vean niños o se suponga que tiene carácter infantil no tiene que ver con los cortes que se incluyen, que están muy por encima de la calidad media de las series animadas) que dan gusto escuchar. La serie fue creada en 2008 por Jeff "Swampy" Marsh y Dan Povenmire (ambos muy directamente relacionados con Los Simpson) y en ella no se oculta en ningún momento la importancia de la música para todos los acontecimientos de la vida (imprescindible leerse este estupendo enlace al respecto: http://www.ojosdepapel.com/Index.aspx?article=4396). Algo muy evidente teniendo en cuenta que los creadores están íntimamente relacionados con el mundo de la música en muy amplios y diferentes sentidos.

ç